Testimonios

  • Aprendí mis primeras letras en un colegio marista que existió en mi pueblo Villanueva del Río y Minas (Sevilla) y mis hijos se han educado en el Colegio Marista de la capital hispalense. El mayor de ellos pertenece al Proyecto Bolivia. En el año 2000 nos invitó a su madre, Manoli, y a mí a formar parte de este grupo. No le costó mucho trabajo convencernos. Desde el 2001hemos ido en diversas épocas del año a Bolivia, hermoso país al que estamos enganchados.

    Manuel Pérez Pérez, Ver testimonio

  • Los Hermanos Maristas llevan más de 50 años trabajando en Bolivia. Una de las comunidades de hermanos se encuentra situada en una pequeña ciudad del Departamento de Santa Cruz de la Sierra, llamada Comarapa. Atravesada por la antigua carretera que une Santa Cruz con Cochabamba, los hermanos, junto a laicos maristas colaboradores, desarrollan una gran labor con la buena gente que habita en aquellas tierras...

    Lucía Muñoz, Katherina García y Mª Ángeles Genti, Ver testimonio

  • Para mi ha sido una gran suerte haber conocido a los Hermanos Maristas, a los cuales les doy las gracias por su entrega, dedicación, acogida, trabajo y, lo más destacado, el amor por los niños. A lo largo de mi época escolar, se me presentaron varias oportunidades para poder asistir a las jornadas llevadas a cabo por SED. Debido a mi participación en ellas y a mi integración en el Proyecto Bolivia, fui conociendo la magnífica labor que desempeña, lo que me animó a marcharme a Bolivia colaborando durante dos veranos en las comunidades campesinas de Comarapa...

    Lucía Muñoz, Ver testimonio